Archive for the 'comunicación' Category

El punto y coma: un signo en vía de extinción (Javier Herrera Cardozo.Bogotá, 24 de noviembre de 2017).

Imagen tomada de https://twitter.com/pyc_revista

Hoy, el apremio por difundir la información de manera inmediata, pone en riesgo la supervivencia de los signos de puntuación. Este fenómeno no es nuevo; hace años se evidencia en los escritos de las revistas, los periódicos, en la Internet y hasta en las obras de literatura. Si observamos detenidamente los signos de puntuación en los escritos, notaremos que los escritores solo utilizan la coma, el punto aparte, el punto y seguido y los dos puntos; pero, el uso del punto y coma es muy escaso, o no es utilizado. ¿Es posible que estemos contribuyendo a la extinción de este signo en el español, tal como lo hacemos a nivel biológico con algunas especies?
Referente a este tema y para conocer su opinión, en el año 2008 la periodista del Diario el País, María Sánchez Díez, entrevistó al coordinador de la Fundación del Español Urgente, Alberto Gómez Font, y al filólogo y escritor José Antonio Millán. El primero, manifestó que ello se debía a un enemigo común: el lenguaje utilizado en los chats y Messenger – hoy le sumamos el whatsApp-; el segundo, argumentó que ese tipo de lenguaje, por lo ligero, impide el uso de una sintaxis compleja y no hay espacio para una articulación sintáctica, que es la requerida por este signo.
Adicional a lo anterior, en los teclados de los equipos y dispositivos electrónicos, el punto y coma no está a primera mano, o es difícil de encontrar; solo aparecen el punto y la coma. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se responde un whatsApp. Para utilizarlo, en el caso de mi dispositivo, tendría que oprimir la tecla “?123” que está en la parte inferior izquierda del teclado. De igual manera, en el teclado del computador se debe mantener oprimida la tecla de las mayúsculas (Shift) para registrarlo. ¿Logrará el avance de la tecnología darle el último adiós a este signo? Aunque si está en riesgo de desaparecer, considero que podemos evitarlo promoviendo su utilización, tal como lo hice en los anteriores párrafos.
Para finalizar, presento las cuatro normas en donde se debe utilizar este signo, que “indica una pausa superior a la marcada por la coma e inferior a la señalada por el punto (…) La primera palabra que sigue al punto y coma debe escribirse siempre con minúscula (la única excepción se da en obras de contenido lingüístico,…) (DRAE, 2010)”. Las reglas, son tomadas del libro del año 2010 de la Real Academia Española: Ortografía de la lengua española; los ejemplos, de obras literarias, excepto, el último que es tomado del libro en mención. Veamos, el uso del punto y seguido:
1. Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas. Ejemplo:
Yo, como sabéis, tengo riquezas propias y no codicio las ajenas; tengo libre condición, y no gusto de sujetarme; ni quiero ni aborrezco a nadie; no engaño a éste ni solicito aquél; ni burlo con uno ni me entretengo con el otro (El Quijote, página 127).
2. Para separar oraciones sintácticamente independientes entre las que existe una estrecha relación semántica. Ejemplo:
Hasta poco tiempo atrás se había mostrado como la más sumisa de sus hermanas; la que menos interés mostraba en enterarse de lo que podía ofrecer el mundo occidental (Álvaro Mutis. La última escala del Tramp Steamer, página 128).
3. Se escribe punto y coma delante de conectores de sentido adversativo, concesivo o consecutivo, como pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente, etc., cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud. Ejemplo:
Riose don Quijote del donaire de Sancho; pero, con todo, propuso de llamarse de aquel nombre, en pudiendo pintar su escudo o rodela como había imaginado (El Quijote, página 172).
4. Se pone punto y coma detrás de cada uno de los elementos de una lista o relación cuando se escriben en líneas independientes y se inician con minúscula, salvo detrás del último, que se cierra con punto. Ejemplo:

Conjugaciones en español:

— verbos terminados en -ar (primera conjugación);
— verbos terminados en -er (segunda conjugación);
— verbos terminados en -ir (tercera conjugación. (DRAE, 2010).

Anuncios

LA DISTRIBUCIÓN DE LOS PUPITRES EN EL AULA DE CLASE (Javier Herrera Cardozo. Bogotá, mayo 2009)

000_0409

Figura Nº 1. La distribución de los pupitres en hileras es útil para las evaluaciones individuales escritas.

Para establecer una adecuada comunicación y mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje dentro del aula es importante que el docente, además de su saber pedagógico establezca una adecuada distribución de los espacios al interior del aula. El concepto de comunicación aquí expresado debe entenderse como un proceso de doble vía, en donde el receptor tiene la opción de dar una respuesta al emisor. Lo contrario seria entregar solo información a un agente pasivo por parte de uno autoritario.

 

comunicación

Por otro lado, la distribución de los pupitres dentro del salón permite que el estudiante aprenda a utilizar y percibir tanto el espacio físico como su intimidad personal, para saber cómo y con quién  lo utiliza (proxémica  Edward T. Hall 1963).  Es decir establecer diferencias entre la distancia intima (15 y 45 centímetros), la distancia personal (46 y 120 centímetros), la distancia social (120 y 360 centímetros)  y la distancia pública (mas de 360 centímetros).

 A continuación veamos algunas formas de  organizar el salón sus ventajes y posibles desventajas.

 1. EN LÍNEAS HORIZONTALES

           

Resultan útiles para el trabajo independiente del alumno en su sitio, para las explicaciones, las preguntas y respuestas; estimulan a los alumnos a concentrarse en el profesor. Las filas horizontales permiten una pequeña dosis de interacción entre vecinos, por lo que los alumnos podrán trabajar con mayor facilidad emparejados. Esta formación es también la más adecuada para las explicaciones, en fases en donde la lección requiere del tablero como elemento esencial para la comprensión del tema y en las evaluaciones escritas individuales, puesto que, los alumnos se hallan muy próximos y a la vista del profesor. Sin embargo, no resulta conveniente si un profesor pretende estimular la interacción de los alumnos. Además si se utiliza como única forma de organización se genera un tipo de educación  donde el  fin es reproducir la información.

2. GRUPOS DE CUATRO Y PAREJAS

parejas

 Son las disposiciones espaciales más adecuadas para la interacción de los alumnos, para trabajar en equipo, trabajos cooperativos, tutorías por un compañero o grupo, heteroevaluación, etc. Hace posible que un alumno hable con otro, que se ayuden, que compartan materiales y trabajen en tareas comunes al grupo fomentando al tiempo muchos valores sociales. Sin embargo, esta disposición no es adecuada cuando se trata de explicar algo al conjunto de la clase y puede hacer más difícil el control de ésta.

3. FORMACIÓN EN BLOQUE

en bloque

 

 

 

Los alumnos se sientan muy juntos, próximos al foco de atención, sólo deberá ser utilizada durante breves periodos de tiempo, ya que puede ser origen de problemas de disciplina. Por otro lado, puede crear un sentimiento de cohesión y es útil en situaciones en las que el profesor quiere que los alumnos sigan una demostración, intervengan activamente en la resolución de un problema o contemplen una proyección.

4. HERRADURA-CIRCULO-SEMICIRCULO

Herradura

Estas disposiciones son útiles para los debates y la puesta en común en clase al tiempo que permiten que los estudiantes trabajen independientemente en sus asientos.  Con estas distribuciones se provee un ambiente más cálido, se mantiene una distancia  física corta entre unos y otros y se estable un contacto visual más directo. También es aconsejable para formar grupos pequeños o todo el grupo, para contar anécdotas, compartir experiencias, narrar cuentas o relatar historias, realizar exposiciones  y conferencias. 

5. EN ELE

ele

Favorece el trabajo cooperativo y familiar.

6. REPARTICIÓN EN ESPACIO PERSONAL

espacio personal

Es importante que se descubra que para trabajar de forma individual se tiene que buscar un espacio personal que lo favorezca, por tanto, cada persona procurará encontrarlo colocando la mesa de forma que le posibilite la reflexión, la interiorización y el aislamiento. Vale la pena recordar que aprender es un acto personal  que nadie puede hacer por otra persona y para ello se requiere de un  espacio propio.

 7. OTRAS POSIBILIDADES

Para finalizar, se presentan los gráficos de otras posibles distribuciones. En algunas se combinan las anteriores. Atención: no son las únicas distribuciones que se pueden realizar, además, usted puede crear rincones (lectura, proyecto de aula, ciencias, sociales,,,) dentro del salón Aquí juega un gran papel la experiencia, la creatividad del docente y lo que pretenda lograr con sus estudiantes.    

otras posibilidades

Ventajas y desventajas de distribuir el salón en X y Z (Javier Herrera Cardozo. Bogotá, septiembre 2014)

La distribución en X debe ser transitoria. Se puede utilizar durante tiempos cortos y eso depende del objetivo de su actividad: exposiciones suyas y/o de los estudiantes. Considero que es útil cuando se quiere ubicar líderes o estudiantes con dificultad. Así los puede intervenir con facilidad. Eso sí, dejarlos en los extremos de la diagonal de la equis.

También, es útil cuando desee aprenderse los nombres de los estudiantes, mientras los conoce. En este caso rota a los que están en las esquinas de la equis y así se va aprendiendo los nombres de cuatro estudiantes. La desventaja, es la posibilidad de desplazamiento en caso de un estudiante necesitarlo y para evacuar el salón, en caso de una emergencia.

Para utilizar esta distribución se debe tener un grupo ya organizado y depende del grado y la edad del estudiante. Así mismo, habría que distribuir los estudiantes por estatura para que los niños ubicados en las diagonales superiores puedan observar la explicación del profesor.

Referente a la distribución en Z, permite más movilidad del docente y el estudiante. Con ella se pueden asignar trabajos en donde requiera que los estudiantes estén solos (ubicarlos en la línea que une la zeta) o en grupos (ubicarlos en las dos líneas horizontales de la zeta). Lo ideal es rotar los puestos de ubicación en la zeta según el nivel de atención de los estudiantes y la capacidad de trabajo individual o grupal. Aunque es conveniente que todos aprendan a trabajar de manera individual y en grupo. La desventaja, es que da posibilidad a que los estudiantes ubicados en las líneas superior en inferior de la zeta hablen mientras se da una indicación. De ahí la importancia de rotarlos.

Finalmente, recuerden que toda estrategia tiene su punto a favor y su punto en contra. Lo importante es variar y hacer que los estudiantes se acostumbren a los cambios. Además generaría movimiento continuo. Así su pensamiento no será focalizado, sino global. Un buen ejercicio es hacerles un cronograma por días o semanas en donde les presente la opciones para organizar el salón y los encargados.

BIBLIOGRAFÍA

Rosa María Carda Ros, Faustino Larrosa Martínez, Rosa María Carda Ros. La organización del centro educativo.

Conocimiento, Participación Y Cambio: Capacitación de Docentes a Partir de la Investigación en El Aula.

Publicado por Editorial Universidad de Costa Rica

ISBN 9977674884, 9789977674889

www.mundoeduktivo.blogspot.com/2006/05/organizacin-del-aula.html