Las TIC: oportunidad para aprender o un sofisma de distracción (Javier Herrera Cardozo- Bogotá, abril 2015))

agosto 28, 2019

Apreciados lectores:

Esta reflexión fue publicada el 1 de abril 2015 en IBERCIENCIA, Comunidad de Educadores para la Cultura Científica de la OEI, pero el enlace no permite ingresar al documento completo.

Resumen:
A pesar de la gran posibilidad que tienen las TIC para la educación y la investigación, no todos los estudiantes hacen un uso racional de estas tecnologías, porque no se les ha formado desde la casa y las instituciones educativas en la constancia y autodisciplina que implica el aprendizaje a través de la Internet, y en especial, a reflexionar sobre las falacias, distracciones y peligros que les ofrece esta caja de pandora digital.

¿En realidad nuestros estudiantes utilizan las TIC para acceder al conocimiento o son las TIC un sofisma de distracción? Es la pregunta que desde hace años ronda en mi cabeza, en especial, cuando se lanzan con bombos y platillos programas para mejorar la educación y la investigación a través de estas tecnologías. No se puede negar que hoy es muy fácil acceder al conocimiento, puesto que todo está a la mano en cuestión de segundos, a cualquier hora y desde toda clase de dispositivos. Pero, ¿tienen nuestros estudiantes la disciplina y la formación para acceder a él?

Desde mi experiencia como docente de primaria, bachillerato y ahora en la universidad, la respuesta no sería afirmativa, porque a pesar de las buenas intenciones y la didáctica que los docentes proponen, la gran mayoría de nuestros estudiantes siguen utilizando las TIC para todo, excepto, para acceder al conocimiento, situación que no es nueva. Me remonto al año 1995 en Colombia. Era el primer día de conexión a la Internet en el colegio. Recuerdo a los estudiantes en la clase de informática visitando ansiosos toda clase de páginas ajenas al saber y preguntando al docente cómo crear una cuenta de correo electrónico

Veinte años después, a pesar de los nuevos dispositivos digitales a los que pueden acceder los estudiantes, las cosas siguen igual e incluso peor, porque el gusto por el conocimiento fue cambiado por el aislamiento en las redes sociales, los videos, los chats, los blogs sobre farándula, las aplicaciones de juegos y ahora el whatsapp. Si se les pide buscar un documento académico en una base de datos o a que indaguen sobre algún tema pocos sabrán cómo hacerlo, o solo se limitarán a indagar en una enciclopedia digital popular. Y ni que decir al momento de pedirles que consulten una bibliografía dada o que actualicen su perfil en la página del aula virtual institucional, a la que poco ingresan.

Ahora, ¿en dónde está la falla? No voy a culpar a nadie puesto que es algo muy común en los ambientes académicos. Solo afirmo que, por lo menos en Colombia, no estábamos preparados para asumir esta nueva tecnología, porque ni siquiera habíamos terminado de darle un uso adecuado a la que teníamos. Me explico: no habíamos disfrutado del valor de los libros, cuando llegó la radio. Estábamos asimilándola y llegó la televisión. Y cuando experimentábamos con la televisión, entró de manera abrupta la Internet. En resumen, no asimilamos nada: tuvimos pinceladas de todo y de nada a la vez. Por ello, no alcanzamos una cultura lectora en físico y ahora mucho menos tenemos una cultura lectora digital.

Aunque no se puede negar la existencia de estudiantes disciplinados y ávidos por el conocimiento que se benefician de las TIC, la proporción es poca, comparada con los que no la utilizan para el aprendizaje, máxime, la gran oportunidad de cobertura que estas ofrecen. ¿Qué pasa? ¿En dónde radica el problema? Considero que no basta con promover su utilización si no hay educación en la casa y formación en la escuela sobre el uso adecuado. Aclaro, no se trata de enseñarles el manejo, sino formarlos en la constancia y autodisciplina que implica el aprendizaje a través de estas herramientas digitales de conocimiento y a reflexionar sobre las falacias, distracciones y peligros que les ofrece esta caja de pandora digital.

Anuncios

Sobre el lenguaje: ¿Quiénes y qué han estudiado del lenguaje? (Javier Herrera Cardozo, Bogotá, 23 de agosto de 2019)

agosto 23, 2019

Apreciados docentes y lectores de Pedagoviva:

Les comparto este documento en donde hace un resumen sobre el lenguaje y quiénes han investigado al respectoSOBRE EL LENGUAJE


¿Cómo desarrollar una unidad didáctica para la enseñanza de las ciencias?

abril 23, 2019

Apreciados seguidores:

En este enlace conocerán la propuesta de Unidad Didáctica para la enseñanza de las ciencias naturales propuesta por un grupo de docentes: http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/article/view/166


Competencias matemáticas y básicas: Una cosa dice el gobierno y otra deben asumir los docentes.

abril 23, 2019

Apreciados seguidores:

Les comparto este artículo sobre Competencias matemáticas: Creencias y sus implicaciones en el diseño curricular de
Luz Adriana Paola Guzmán Solano. Allí podrán enterarse de “que existe una definición de competencia en el sistema de creencias de los docentes participantes, fundamentada por el concepto que proveen los documentos gubernamentales. Así mismo, se evidencia diversidad en los sistemas conceptuales relacionados con las competencias básicas y las competencias matemáticas, debido a que los documentos institucionales no presentan conceptos claros sobre competencia para todas las áreas o de competencia matemática”.

http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/article/view/164


Todos podemos ser creativos (Javier Herrera Cardozo)

marzo 1, 2018

Buen día apreciados seguidores:

Les comparto esta reflexión que publiqué en la Revista Neuronum:

http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/article/view/94

Si desean conocer el contenido de toda la revista pueden ingresar al siguiente enlace:

http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/issue/view/7/showToc

Pedagoviva


El mapa mental: una opción para la compresión lectora(Javier Herrera Cardozo. Agosto, 14 de 2017)

agosto 14, 2017

Para leerlo se parte del centro que es donde se ubica el tema. Luego, se leen las ideas irradiadas. En el ejemplo están enumeradas, pero no es necesario porque se puede leer sin orden estricto. Da seguridad al que lo elabora porque puede aportar con libertad (el autor define si va a utilizar palabras, colores, figuras, símbolos, etc.) y expresar su creatividad.
Es una técnica visual. Hace parte de los organizadores gráficos y tiende a crear estructuras de conocimiento, pero en sintonía con el funcionamiento cerebral. Se puede elaborar a mano en el momento de la charla o después a computador, según la conveniencia. Tiene en cuenta las ideas previas del que lo elabora y su aspecto afectivo (se motiva por la sencillez del diseño). Fue creado por Tony Buzan en el año de 1994. Permite activar los dos hemisferios del cerebro.
Se pueden registrar con diligencia las ideas principales y secundarias de un texto, conferencia, clase, charla, etc. Así mismo, es posible realizarlo en grupo o individual. Por tal razón, permite consensuar (acordar) y socializar las ideas. Además, permite organizar y comprender la información. Es útil para preparar una exposición, conferencia, clase o charla, y en especial, para repasar un tema antes de la evaluación. De igual manera, se puede utilizar como estrategia de evaluación.
Además, permite mejorar el aprendizaje y aprender a pensar, revelar y promover el conocimiento, explotar la creatividad y la imaginación. Al utilizarse como técnica de estudio, hay más eficacia en cuanto a tiempo y trabajo. También, mejora la capacidad de memorización (evoca la información que anteriormente ha sido asimilada e interiorizada). En suma, establece una relación armoniosa entre la persona, la técnica de estudio y su parte cognitiva. Fuente: Buzan, T (1996). El libro de los mapas mentales. Barcelona: Urano.
¿Cómo se realiza?
• Ubicar en el centro lo más importante. Luego se irradian los demás aspectos. Se puede destacar por el color, el tamaño o por el uso de imágenes teniendo presente, que lo más importante se debe destacar más y, lo menos, menos.
• Las ideas importantes se sitúan cerca del tronco o centro, resaltándolas con color, imagen, etc. Las ideas secundarias están más alejadas.


Uno aprende si quiere y repitiendo

noviembre 11, 2015

Buen día apreciados seguidores de PEDAGOVIVA:

Les comparto esta publicación interesante sobre educación.

http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Uno-aprende-si-quiere-y-repitiendo