El mapa mental: una opción para la compresión lectora(Javier Herrera Cardozo. Agosto, 14 de 2017)

Para leerlo se parte del centro que es donde se ubica el tema. Luego, se leen las ideas irradiadas. En el ejemplo están enumeradas, pero no es necesario porque se puede leer sin orden estricto. Da seguridad al que lo elabora porque puede aportar con libertad (el autor define si va a utilizar palabras, colores, figuras, símbolos, etc.) y expresar su creatividad.
Es una técnica visual. Hace parte de los organizadores gráficos y tiende a crear estructuras de conocimiento, pero en sintonía con el funcionamiento cerebral. Se puede elaborar a mano en el momento de la charla o después a computador, según la conveniencia. Tiene en cuenta las ideas previas del que lo elabora y su aspecto afectivo (se motiva por la sencillez del diseño). Fue creado por Tony Buzan en el año de 1994. Permite activar los dos hemisferios del cerebro.
Se pueden registrar con diligencia las ideas principales y secundarias de un texto, conferencia, clase, charla, etc. Así mismo, es posible realizarlo en grupo o individual. Por tal razón, permite consensuar (acordar) y socializar las ideas. Además, permite organizar y comprender la información. Es útil para preparar una exposición, conferencia, clase o charla, y en especial, para repasar un tema antes de la evaluación. De igual manera, se puede utilizar como estrategia de evaluación.
Además, permite mejorar el aprendizaje y aprender a pensar, revelar y promover el conocimiento, explotar la creatividad y la imaginación. Al utilizarse como técnica de estudio, hay más eficacia en cuanto a tiempo y trabajo. También, mejora la capacidad de memorización (evoca la información que anteriormente ha sido asimilada e interiorizada). En suma, establece una relación armoniosa entre la persona, la técnica de estudio y su parte cognitiva. Fuente: Buzan, T (1996). El libro de los mapas mentales. Barcelona: Urano.
¿Cómo se realiza?
• Ubicar en el centro lo más importante. Luego se irradian los demás aspectos. Se puede destacar por el color, el tamaño o por el uso de imágenes teniendo presente, que lo más importante se debe destacar más y, lo menos, menos.
• Las ideas importantes se sitúan cerca del tronco o centro, resaltándolas con color, imagen, etc. Las ideas secundarias están más alejadas.

Anuncios

Docentes: ¿Cómo escribir un libro? (Javier Herrera Cardozo. Agosto 2017)

Nuestra labor y experiencia profesional en el aula son una gran oportunidad para registrarla y compartirla a nuestros pares académicos a través de un libro. Pero, docentes: ¿cómo escribir un libro? En la siguiente presentación les mostraré cómo hacerlo y sobre qué podemos escribir. Solo se requiere motivación, compromiso y mucha organización.

Las reformas educativas en América Latina(Javier Herrera Cardozo. Junio 16 de 2017)

 

¿Cuál es la historia de las reformas educativas en América Latina?  ¿Qué nos dejaron?  ¿Cuál es el camino a seguir? Los invito a leer el siguiente artículo.

http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/article/view/70

Revista Neuronum-Edición 2016-

Buen día apreciados seguidores:

Los invito a leer esta revista que hace parte del Blog.  Así mismo, los invito a publicar.

Pedagoviva

http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/index

La Multitud Errante-Laura Restrepo-2001. (Javier Herrera Cardozo. Octubre 24 de 2016)

Frases que me regaló el libro

multitud-errante

Nunca había tenido la sensación de abandonar la lectura de un libro, pero con este casi lo hago. No sé por qué quería hacerlo desde la tercera página del capítulo I, si ya había tenido la oportunidad de leer a Laura Restrepo en Delirio. Será porque en las primeras páginas la autora quiere explicarle todo al lector violando la famosa regla: “No cuente todo que el lector no es estúpido”. O, ¿tal vez el primer capítulo no debió ser el el primero, sino el doce y el doce el primero? Total, hice el esfuerzo para que el libro no se me cayera de las manos y continué.

Mi persistencia tuvo frutos a partir de la página 21. ¡El libro a comenzaba a gritarme frases! Así que decidí leerlo hasta el final. Quería saber todo lo que me estaba regalando. Aquí les comparto:

Siete por Tres y Yo sacamos al callejón un par de mecedoras de mimbre y nos sentamos a estar, enhebrando silencios con jirones de conversación. p.21.

…enciende un cigarrillo y se pone a fumar, dejándose llevar por el hilito de humo hacia esa zona sin pensamientos donde cada tanto se refugia. p.23.

…, y más de una vez lo he visto estrujarla, como queriendo arrancarle una brizna de memoria que le alivie el desconsuelo de no saber quién es. p.29.

…que no te abandonaron tus padres por malos, sino por tristes…Los que no perdonan atraviesan un río de aguas malsanas y se quedan a vivir en la orilla de allá. p.30.

La guerra a todos envuelve, es un aire sucio que se cuela en toda la nariz, y aunque no quiera, el que huye de ella se convierte a su vez en difusor. p.35.

…la violencia no es nunca irracional, que nadie como ella para llenarse de razones cuando quiere desencadenarse. p.37.

La Muerte tiene una hermana, más taimada y perseverante, que se llama Agonía. p.50.

…tienes que aprender a distinguir entre mentiras dañinas y verdades no dichas. p.91.

…ella mide mediana estatura y arrastra pequeñas miserias, como todos nosotros. p.112.

Se había dispersado el olor a muerte, pero ahora era la muerte misma la que se cernía sobre nosotros. p.117.

… los silencios enquistados tienen dura la costra. p.132.

…nunca se debe subestimar la fidelidad que cada quien le guarda a sus viejos dolores. p.134

Uno aprende si quiere y repitiendo

Buen día apreciados seguidores de PEDAGOVIVA:

Les comparto esta publicación interesante sobre educación.

http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Uno-aprende-si-quiere-y-repitiendo

Fábulas de la Fontaine (Javier Herrera Cardozo. Bogotá, septiembre 2015)

La lectura de fábulas se ha dejado no solo solo en la escuela, sino en la familia. A continuación, estas frases que nos invitan a la reflexión y a rescatar los valores ciudadanos:

fabula

La hormiga no es prestamista: es es su menor defecto.

-¿Qué hacías en el buen tiempo?- preguntó la pedigüeña.

-No quisiera enojaros-contestole-, pero la verdad es que pasaba cantando cantando día y noche.

-¡Bien me parece! Pues, mira: así como entonces  cantabas, baila ahora  p.17.

…el adulador vive siempre a costas del que le atiende…p.19.

Lleno está el mundo de gentes que no son más avisadas. Cualquier ciudadano de la medianía se da ínfulas de gran señor. p.21.

…advirtió que el Perro tenía en el cuello una peladura.

-¿Qué es eso?-preguntole.

-Nada.

-¡Cómo nada!-

-Poca cosa.

-Algo será.

-Será la señal del collar a que estoy atado.

-¡Atado!, exclamó el lobo: pues ¿qué?  ¿No vais y venís a dónde queréis?

-No siempre, pero eso, ¿qué importa?

-Importa tanto, que renunció a vuestra pitanza, y renunciaría a ese precio el mayor tesoro. p.24.

El problema de hacer tratos con gente mala, ventajosa y de pocos principios. Esto le sucedió a la ternera, la cabra y la oveja cuando pactaron con el león:

-Somos cuatro para el reparto -dijo, despedazando a cuartos el ciervo, y hechas las partes, tomó la primera, como rey y señor.
No hay duda -dijo- en que debe ser para mí, porque me llamo León. La segunda me corresponde también de derecho; ya sabéis cuál derecho, el del más fuerte. Por ser valeroso, exijo la tercera. Y si alguno de vosotros toca la cuarta, en mis garras morirá. p.27.

Cuando es mejor estar con algunas limitaciones, pero sin problemas como el ratón de campo.
¡Buen provecho te hagan tus regios festines! no los envidio. Mi pobre pitanza la engullo sosegado, sin que nadie me inquiete. ¡Adios, pues! Placeres con zozobra poco valen. p.29.

Más es lo ganado que lo perdido, porque ya no hay que hablar de bodas. Cualquiera de vosotras que escogiera, querría hacerme vivir a su gusto y no al mío. p.31.

¡En cuántas juntas yreuniones pasa lo mismo! ¿Hay que deliberar y discutir? Por todas partes surgen consejeros. ¿Hay que hacer algo? No contáis ya con nadie. p.34.

Si das algo a quien no lo merece, lo llorarás siempre. p.36.

…el enemigo más temible suele ser el más pequeño (…) después de vencer los mayores peligros, sucumbimos a veces ante el menor obstáculo. p.39.

…no conviene a todos obrar de la misma manera. p.41.

Muchas veces puede sernos útil la persona más insignificante. p.42.

Paciencia y constancia consiguen a veces más que la fuerza y furor. p.43.

…no hay gusto mayor que engañar al engañoso. p.45.

Muchas veces, quien trata de engañar a otro, se engaña a sí mismo. p.48.

La añagaza más astuta es a veces la ruina de quien la inventó. La perfidia se vuelve con frecuencia contra el mismo pérfido. p.50.

Hay personas que quieren que se haga algo porque ellos ya lo hicieron, les fue mal y quieren ocultarlo. Esto le ocurrió al zorro que perdió su cola.
-Bueno es el consejo-dijo uno de los de la junta-, pero haced el favor de volveros, y se os contestará. p.52.

Zapatero, a tus zapatos; ¿por qué me metí a herbolario, si no soy más que cortante? p.54.

¡A cuántos hemos visto que por querer hacerse ricos, de la noche a la mañana, han quedado sin blanca! p.55.

Más vale maña que fuerza: lo que no pudieron violencias y furores, lógranlo suavidad y dulzura. p.58.

No llega más pronto quien más corre: lo que importa es partir a buena hora. p.59.

En la corte, no seáis ni aduladores insulsos ni habladores imprudentes; y si os veis en algún aprieto, haceos el sueco. p.63. Esto hizo el zorro cuando el león le preguntó que si su casa olía mal: no puedo decir nada porque tengo un fuerte resfriado y no puedo oler nada.

¿Quién no se hace ilusiones? ¿Quién no construye castillos en el aire?(…) cuando estoy a solas, soy tan valiente que desafío al más bravo (…) Pero, a lo mejor, cualquier accidente me vuelve a la realidad…p.66.

Debemos prestarnos mutua ayuda. p.67.

A veces nos llaman voces muy cariñosas; pero no hay que fiar de ellas: muchas veces acierta quien desconfía. p.69.

Deja que huya: no te rías de mi indocilidad, que me pone en guardia cuando me llaman con tanta cortesía. p.70.

…soltar lo que tenemos en la mano, con la esperanza de atrapar mejor presa, es gran imprevisión. p.71.

Imprudencia, charla, tonta vanidad y vana curiosidad, son primas hermanas: todas proceden del mismo tronco. p. 75.

No digáis nunca: “oíd este chiste; escuchad este caso portentoso” ¿Quién sabe si a los que os atiendan les caerá en gracia? p.76.

¿Y no conviene también guardar parte de la presa para mañana? No hay más remedio, pues, que alimentarlos, sin que se escapen.¿Cómo? cortándoles los pies. p.78.

No encontró nada qué comer, y este mal fue peor que el otro, pues tuvo que ayunar, y al fin, morir de hambre. p.80.

…es de cuerdos desconfiar de los desconocidos. p.82

Quien fija demasiado la atención en el peligro, suele caer más pronto en él. p.85.